Mi mascota no se quiere bañar

  Un baño rápido y rutinario puede ser uno de los motivos por los que esta alternativa en la higiene canina se deba valorar; pero también resulta útil si la mascota siente pavor cada vez que se acerca al agua, así como en la situación de postoperatorio en la que las heridas del animal han de cicatrizar y no pueden ser humedecidas bajo ninguna circunstancia. Si vivimos en un apartamento, es época lluviosa  y  no tenemos la posibilidad de llevar a nuestra mascota a una peluquería, lo más factible es que desprenderá un olor para nada agradable si no es bañado. La mejor noticia es que ya no es necesario… Read More

Continue Reading